Archivo del autor

Hambre y desidia

Luego de leer esta noticia, decidí escribir lo siguiente:

 

Leer las líneas que componen la nota periodística seleccionada hace pensar hasta el más avezado lector, que la noticia que está leyendo es antigua. Lamentablemente no es así. La historia se repite una y otra vez. La ecuación de base pobreza+hambre=muerte se grafica de forma cíclica. Podrán cambiar sus componentes: hoy Misiones, mañana Santa Fe y sus 100.000 pobres; lo mismo da. El resultado sigue siendo el mismo de ayer y de anteayer. Un chico se muere de hambre y a nadie parece importarle. O mejor dicho, le importa a algunos pocos; sólo a aquellos quienes tienen el ojo entrenado (y al mismo tiempo perverso) de encontrar en esa tragedia algún rédito.

Desde hace unos años, solo escuchamos hablar de “globalización”. Esa misma que nos permite estar comunicados con el de allá y con el de más acá; la que nos permite comercializar productos a escala planetaria y recibir manufacturas de otros países. El aquí y ahora parece imponerse en la lógica de la “globalización”.

Tenemos más comida que nunca en la historia de la humanidad, más medicamentos para curar nuestras enfermedades y más población para ayudarse uno al otro que en ningún otro momento. Sin embargo, más gente muere de hambre, enferma y sola.
¿No es tiempo ya de hablar de una “globalización de la solidaridad” (Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. Artículo 363) Una solidaridad que trascienda los límites partidarios, económicos e ideológicos y en donde impere el Amor por sobre el egoísmo. Porque la verdadera razón del delito “hambre seguido de muerte” es la avaricia y codicia por obtenerlo todo.

¿Es el egoísmo, madre del hambre, un problema humano? ¿Qué solución se puede brindar? Entendemos que no existen recetas mágicas para problemas de base, y que debe ser la solución el resultado de un emprendimiento de largo aliento, basada en una nueva ecuación que venga a cambiar aquella anteriormente esbozada. Esta nueva versión, sería la compuesta por Amor+Trabajo+Solidaridad=VIDA, iluminada esta por los Evangelios y la Palabra, alimento del Espíritu.

Anuncios

noviembre 3, 2010 at 9:48 am Deja un comentario

POLÍTICA 2.0

Por Federico Cioni (fede_cioni@hotmail.com)

Las relaciones sociales y laborales se tejen también en Internet; y la política no tardó en sumarse a este fenómeno. Las redes sociales permiten a la política un contacto con sus seguidores (y también detractores) directo y sin filtro.
Discusiones, plataformas políticas, promoción de eventos proselitistas, organización de reuniones partidarias. Todo pasa por las redes sociales, por lo que es imperioso aportar a ese proceso.

Los jóvenes corren con ventaja en esto de la política 2.0. Aquellos que se encuentren en la franja etaria que va de los 18 a 30 años tendrán mayor facilidad para conocer en detalle rápidamente cómo funcionan las distintas y apabullantes cantidades de redes sociales que hoy día penetran en nuestra vida.

Las redes sociales permiten al joven y no tan joven político tener un contacto “mano a mano” con la ciudadanía, pudiendo conocer así los distintos reclamos, pedidos y consultas que surjan. Claro que como contrapartida encontramos que el político 2.0 se encontrará más expuesto y propenso a recibir insultos, críticas, etc. Contra esto, no se puede más que tener una gruesa piel de elefante.

Ahora bien. ¿Qué decir en las redes sociales?

Si bien es sencilla su utilización, las redes sociales bien pueden resultar un arma de doble filo para el político. Realizar comentarios sobre cualquier temática o contestar los insultos o críticas de cualquier otro usuario puede llevarlo a un círculo del que será difícil salir. Es por eso que es necesaria la enseñanza de algunas sencillas premisas a los fines de hacer un buen uso de la red. Saber qué decir, cuándo y por qué resultan por tanto vital para una buena nueva forma de comunicar.

La política 2.0 se encuentra aún en Argentina en un proceso embrionario. En años venideros, comprenderemos quienes han tomado esta nueva forma de hacer política en serio y quienes no.


octubre 23, 2010 at 10:45 am Deja un comentario

LA RAZON INDIGNANTE POR LA CUAL NO TENES AGUA EN TU CASA

Tito Bertero anticipó el problema de la esquina de Dorrego y Alem días atrás al enviar una imagen de su autoría a Periodismo Ciudadano.

En diálogo con El Litoral aseguró que esta pérdida fue denunciada oportunamente a la Municipalidad y a Assa “pero nadie hizo nada”.

Según afirma Bertero, la fuga de agua tiene más de un mes de antigüedad y “nos dicen que cuidemos el agua. Hicimos las gestiones pertinentes y nadie vino a arreglar nada”, aseguró.

Desde ASSA explicaron que “no parecía una pérdida importante”, dijo por LT10 el gerente de Relaciones Institucionales de Aguas Santafesinas S.A. (ASSA), Guillermo Danfranco. Y agregó: “Habíamos localizado la existencia de una fuga. Lo derivamos como un trabajo programado para que sea reparado un sábado o domingo, pero luego se transformó en una emergencia”.

“Brotaba desde una tapa de la calle, antes era sólo un chorrito, pero ahora es mucho” había advertido ayer a la mañana nuestro lector, y finalmente agregó: “Es agua potable, da bronca porque nos castigan si tirás un poco y acá estan desperdiciando mucho”.

julio 23, 2010 at 10:53 am Deja un comentario

COMUNICACION RADIOFONICA 2010

Diapositiva que utilicé para el cierre del primer cuatrimestre (previo al parcial) en la cátedra Comunicacion Radiofónica en la que colaboro como ayudante de cátedra. Espero les sirva!

junio 21, 2010 at 8:14 pm Deja un comentario

DE SANTA FE A PARANA: Más que un viaje en bondi

LES DEJO UNA CRONICA QUE REALICÉ PARA EL AMBITO ACADÉMICO. ESPERO SUS COMENTARIOS…

A través de estas paginas el lector encontrará lo que a priori es la historia del viaje diario hacia el trabajo, pero que en realidad es un sinfín de historias y acontecimientos que se suceden en paralelo, y algunas, hasta llegan a entrelazarse

POR FEDERICO CIONI

8 am. El colectivo de la empresa Etacer con destino a Paraná abandona el andén número 4 de la Estación Terminal de Ómnibus de la Ciudad de Santa Fe. En 10 minutos, “El superbajo” (apodo que viene dado por la carrocería de estilo Low Flow que la empresa Ersa Urbano adquirió recientemente para la lenta pero eficaz renovación de su flota) llegará a la transitada intersección de las calles Junín y 25 de Mayo. En esos momentos aún me encuentro en otro ómnibus, el urbano, que mas por fiaca que por necesidad utilizo todas las mañanas para llegarme a la mencionada (y repito transitada) intersección de las calles Junín y 25 de Mayo. “El 8” de la empresa Transporte San Gerónimo SRL va completo pero ligero. Un pesado pié derecho del chofer de turno nos hace llegar a todos a horario. Tras viajar 10 minutos parado y recordar el por qué de la expresión de agobio del ganado vacuno al viajar apretujado en el camión jaula (creo firmemente que sus caras tristes se debe a que viajan incomodas, y no porque van al matadero) hago uso del timbre naranja que con sonido sordo hace saber al chofer que la hora de mi descenso ha llegado. Bajo del colectivo y raudamente, giro mi cabeza sobre mi hombro derecho, casi de modo reflejo, para asegurarme que “el superbajo” no esté arribando. Por suerte, la puntualidad no es dogma en los choferes de la empresa Etacer, cosa que hoy jueves 29 de abril de 2010 me alegra, ya que de otro modo hubiese perdido el colectivo y llegado tarde a la vecina provincia.

8:15. A lo lejos se vislumbra la llegada del ómnibus de la empresa Etacer, razón por la cual tomo mi billetera y atino a sacar el monto necesario para abonar el boleto. $3.25 es el precio que debe pagar un estudiante para cruzar de provincia, y $4 aquél que no lo sea. Alzo mi brazo derecho para detener a la manera de un superhéroe de comic (mi niño interior así me lo hace creer) el ómnibus. Acceder a él es sencillo, por aquella característica de la que hablaba antes de ser “superbajo”, la cual le permite a uno subir con mínimo esfuerzo y sin tener que subir ningún escalón (virtud que agradecen los pasajeros de la tercera edad)

Entrego en mano al chofer, quien cordialmente me saluda augurándome un buen día, el monto del boleto. Como un malabarista entrenado, el experimentado conductor agarra el dinero, corta el troquel y me entrega el boleto rosado (diferenciándose del de color celeste, que se entrega a quienes no peticionan el boleto estudiantil), todo eso sin dejar de prestar atención al abultado tránsito mañanero de la recoleta santafesina.

Guardo el boleto y emprendo el camino por el largo pasillo del bus, el cual me lleva hacia ese cómodo asiento que será mi compañera durante los próximos 40 minutos. 10, 15, 20 pasos luego me encuentro con él y logro al fin sentarme. El viaje comienza.

08.20. El colectivo sigue su camino, colmándose de personas y personajes. El estudiante, el abogado, la secretaria del abogado, el amigo del chofer y hasta el florista, quien muñido de su mercadería, trae primaveras en pleno otoño; todos suben, todos tenemos el mismo destino (al menos en el tiempo que dure el viaje): la vecina provincia de Entre Ríos.

El trayecto continúa. El superbajo llega al final del boulevard Galvez. Allí suben 5 estudiantes más, los últimos 5 en encontrar asientos libres. Rápidamente se desploman sobre ellos, y comienzan su viaje/siesta. Pienso en hacer lo mismo, pero aunque los parpados insistan en juntarse, hago fuerzas por prestar atención a mi entorno. Ya estamos todos, las puertas del ómnibus no volverán a abrirse.

Subimos sobre el puente Oroño, el que nos cruza hacia el otro lado de la Laguna Setúbal. Ya estamos sobre la ruta nacional 168, la que nos llevará casi en camino recto hacia Paraná. Sobre la ruta se ven distintos paisajes: por un lado la escandalosa pobreza que azota a gran parte de nuestra provincia; y por otra, un hermoso paisaje protagonizado por el colosal ascenso del sol sobre la tierra, haciendo destellar las gotas que aún quedan de entre los pastizales. Extraño contraste.

08.30. Me resulta difícil lograr el equilibrio entre mirar por la ventanilla o mirar el interior del ómnibus. Opto unos instantes por lo segundo, encontrándome con un pintoresco y a la vez gracioso paisaje. Una mujer, de entre unos 30 o 35 años, quien se hallaba sentada en uno de los asientos que van “a contramano” del resto, y por los que se siente ir viajando hacia atrás. No había notado su presencia hasta que su postura corporal, totalmente dormida y con su frente hacia arriba, dejaron caer su mandíbula, dejando entrever a toda los pasajeros que el sueño era profundo. Tan profundo era el sueño que en un movimiento, de esos que hacemos cuando el descanso domina nuestro cuerpo, sus lentes de sol se corrieron, quedando algo torcidos. Ya ven, a pesar de los que nos rodean, estamos solos en el “superbajo”.

Antes de que mi mueca de sonrisa se convierta en carcajada, decido observar el paisaje que me rodea por unos minutos…

08. 40. Llegando a uno de los numerosos arroyos que se cruzan durante el recorrido, caigo en la cuenta de que ese agua que hoy veo fue, un día como hoy (les recuerdo a los lectores que este viaje transcurrió en la mañana del 29 de abril de 2010) la misma que hace 7 años provocó una verdadera catástrofe en la ciudad de Santa Fe. Hablo de las inundaciones provocadas por el desborde del Rio Salado en el año 2003, la que dejó cuantiosos daños materiales e incluso víctimas fatales. Hoy ese arroyo, es el que simultáneamente hace las veces de memorándum de aquel horrible episodio y a la vez es el que corona un buen momento y un bello paisaje.

De repente y casi sin darme cuenta, el ómnibus ingresa en jurisdicción del túnel subfluvial, ese largo gusano que une la ciudad de Santa Fe con la ciudad de Paraná, en la vecina provincia de Entre Ríos. Peaje de por medio (el trámite para el que viaja en colectivo es sencillo, dado que abona el chofer a través del telepeaje, haciendo que el paso por la cabina de control sea rápido y que ni siquiera sea necesario detener la marcha) llegamos al túnel. En él, los ruidos se minimizan y el frío se hace sentir. Es increíble como esa ruta subacuática, 4 metros debajo del nivel del agua, sea la única vía de acceso que tienen los santafesinos y otros miles de camioneros que transportan mercadería en todo el Mercosur, para ingresar a Entre Rios.

08.50 Llegamos a Paraná. El destino está cerca.

La ciudad, menor en cantidad de habitantes y en extensión, me abre sus puertas. El tráfico es denso, por lo que el colectivo demora su ingreso hacia la av. Ramírez, una de las arterias principales.

Ya por calle Rioja los pasajeros comienzan a descender. Algunos hacia su trabajo, otros hacia la Universidad Nacional de Entre Ríos. Al igual que al comienzo, el chofer saluda a todos por igual con un “hasta la próxima” de voz monótona, como salida de una radiograbadora (por monótona no entendamos poco cordial)

El ómnibus llega a calle Urquiza, más precisamente a la plaza de los bomberos, rápidamente me pongo de pie y comienzo el camino por el pasillo central hasta la puerta de adelante. Esa es mi parada. Aquí los dejo.

mayo 9, 2010 at 5:00 pm 1 comentario

Manifiesto del tren de claves (Cluetrain Manifesto)

Lo habrán leído en todos lados, muchos ya sabrán de qué se trata el manifiesto. Hoy lo leí por segunda vez y quise compartirlo…

95 TESIS

  1. 1. Los mercados son conversaciones.
  2. 2. Los mercados consisten de seres humanos, no de sectores demográficos.
  3. 3. Las conversaciones entre seres humanos suenan humanas. Se conducen en una voz humana.
  4. 4. Ya sea transmitiendo información, opiniones, perspectivas, argumentos en contra o notas humorosas, la voz humana es abierta, natural, sincera.
  5. 5. La gente se reconoce como tal por el sonido de esta voz.
  6. 6. La Internet hace posible tener conversaciones entre seres humanos que simplemente eran imposibles en la era de los medios masivos de comunicación.
  7. 7. Los hiper-enlaces socavan a las jerarquías.
  8. 8. En los mercados interconectados como entre empleados intraconectados, la gente utiliza nuevas y poderosas formas de comunicación.
  9. 9. Las conversaciones en red hacen posible el surgimiento de nuevas y poderosas formas de organización social y de intercambio de conocimientos.

10. Como resultado los mercados se vuelven más inteligentes, más informados, más organizados. La participación en un mercado interconectado hace que las personas cambien de una manera fundamental.

11. Las personas que participan en estos mercados interconectados han descubierto que pueden obtener mucha mejor información y soporte entre si mismos que de los vendedores. Ya basta de la retórica corporativa acerca de añadir valor a productos de consumo general.

12. No hay secretos. El mercado en red sabe más que las empresas acerca de sus propios productos. Y ya sea que las noticias sean buenas o malas, se las comunican a todo el mundo.

13. Lo que ocurre en los mercados, también sucede entre los empleados. Una construcción metafísica llamada “Compañía” es lo único que queda entre los dos.

14. Las corporaciones no hablan en la misma voz que estas conversaciones interconectadas. Para su “audiencia objetivo”, las compañías suenan huecas, opacas, literalmente inhumanas.

15. En sólo unos pocos años, la actual “voz” homogenizada del mundo de los negocios — el sonido de misiones corporativas y folletos oficiales — parecerá tan rebuscada y artificial como el lenguaje de la corte francesa en el siglo 18.

16. Hoy en día, las compañías que hablan el lenguaje del charlatán, ya no logran captar la atención de nadie.

17. Las compañías que asumen que los mercados en linea son iguales a los mercados que ven sus anuncios por televisión, se engañan a si mismas.

18. Las compañías que no se dan cuenta que sus mercados ahora están interconectados persona-a-persona, y por consecuencia volviéndose más inteligentes y profúndamente unidos en conversación, están perdiendo su mejor oportunidad.

19. Las empresas ahora pueden comunicarse con sus mercados directamente. Esta podría ser su última oportunidad si la desperdician.

20. Las compañías deben darse cuenta que sus clientes se ríen frecuentemente. De ellas.

mas info en www.cluetrain.com

enero 11, 2010 at 11:01 am Deja un comentario

VIVI EL WORKSHOP DESDE TU CASA

Informamos que desde las 9.30 hs y hasta las 18.30 hs del Sábado 28 de Noviembre, estaremos realizando un seguimiento vía Facebook y Twitter del Workshop Creatividad e Innovación a cargo de Ariel Goldvarg.

La idea es que, a la distancia, puedan seguir los puntos más sobresalientes del workshop, realizar preguntas y “vivir” desde la Web 2.0 parte de esta jornada intensiva de trabajo.

 

Además, no dejen de visitar nuestro blog www.creainnova.wordpress.com. Allí se expondrá lo que dejó el Workshop: fotos, entrevistas y pensamientos.

 

 

Nuestro Twitter: @platinocom

Nuestro Facebook: Platino Comunicación

Para consultas: info@platinocomunicacion.com.ar

noviembre 27, 2009 at 2:18 pm 1 comentario

Entradas antiguas


Federico Cioni

noviembre 2017
D L M X J V S
« Nov    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Mi Twiiter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Feeds